jueves, 29 de octubre de 2009

ABEL Y EL CAINISMO.




Hablo telefónicamente con mi viejo amigo el periodista y escritor Antonio D. Olano, preocupado por su salud ,y me recomienda su artículo recientemente publicado en www.elimparcial.es que reproduzco aquí:




ABEL Y EL CAINISMO

Me había propuesto, tras dejar el trampatojo de las relaciones públicas a las que me llevó Jesús Gil y Gil en el “Atlético de Madrid, no hablar ni escribir de una grata e ingrata, realista y surrealista etapa de mi vida. Incluso aparqué las páginas de mis próximas memorias.¿Razones?. Las suficientes para que nadie se refiriese al resentimiento a costa de olvidar mi sentimiento rojiblanco.

Jesús Gil se enamoró del popular Club y, esa es la realidad, estaba enamorado de si mismo y ansioso de una celebridad que desgraciadamente ya había alcanzado después de un luctuoso suceso en Los Angeles de San Rafael.

Uno es más si sabe que lo miran y el empresario ardía en la fiebre de la popularidad. Los empresarios conocían el camino para alcanzarla: la presidencia de un Club de Fútbol. Todas las puertas se abren merced a esa llave maestra que es la dirección de un Club grande. Gil la encuentra en un jugador carismático llamado Paulo Futre. Le ofrece, y le entrega, cuanto el entonces (En un tiempo en el que el Ayuntamiento de Marbella hipoteca a Gil, traspasa a Futre para pagar la nómina de los empleados del Municipio marbellí. Aun estaban lejanos los tiempos de las corrupciones).

Los clubes necesitan héroes y Gil lo sabe. Guarda bien la portería con “el gato Abel” que entra en el “Guinnes” en calidad del portero menos batido de Europa. Abel Resino no era más que un canterano que se hace figura en el equipo de toda y para toda su vida.

Tiemblan los clubes tras el decretazo que les obliga —con excepciones con las que no pueden las legislaciones- a convertirse en sociedades anónimas. Un día escribiré el modo y manera con el que se ingenian los Gil para convertir al “Atlético” en su finca. Entregan en tiempo límite, la cantidad de dinero que se le exige para no descender de categoría en la Liga española.

El dinero lo obtiene, merced a la banca francesa, Enrique Cerezo. Presentamos el cheque conformado y a la mañana siguiente, se devuelve a la entidad auspiciadora.

Se monta la gran farsa de la venta de acciones. No llega a la obligada segunda fase porque los Gil temen que aparezca un accionista que, les supere en el accionarado. Uno de los hijos del Presidente, Miguel Angel Gil Marín, gris, consciente de su falta de personalidad, se convierte en el “Fouché” del tinglado. Y una eminencia gris sin talento y acomplejado se ve obligado a busca colaboradores dentro de la mediocridad.

El Club encuentra un chivo expiatorio en un productor de cine reputado, Enrique Cerezo, al que convierten en el que recibe las bofetadas.

Fuera ya de Europa destituyen a un excelente y caballeroso entrenador, Aguirre. Llaman para escalar los muebles a un preparador ascendente y “de la casa”. Abel Resino, en el que Luís Aragonés adivina al entrenador del futuro, Abel acepta el reto. Clasifica al equipo y comienza esta temporada con brillantez, pese a que le niegan los refuerzos que él pide. Un secretario técnico que no sale de la mediocridad hace el juego al “gilismo” se eclipsa con evidente cobardía, Saca pecho y se exhibe como cabeza visible del cainismo.

Tengo derecho a romper un pacto de silencio que había firmado conmigo mismo. Rompo un silencio de muchos años de duración porque peligra el Club Atlético de Madrid. De ahí que se persiga a los socios más fieles y entusiastas del mundo. La segunda etapa, la especulación, la han ganado ya propietarios y su comparsa. La tercera, definitiva y destructiva será callar a los verdaderos aficionados. Y eso ocurrirá cuando consigan el silencio de los corderos. Ha llegado el momento de que los “indios” de la ribera del Manzanares digan no. Y añadan ante los dueños/enemigos del Club. ¡No pasarán!, A. D. OLANO (El Imparcial, 27.Octubre.2009)

ANTONIO D. OLANO es periodista de larga trayectoria en el ámbito cultural. Amigo personal de Pablo Picasso, es especialista en la figura del malagueño, de quien ha publicado una docena de libros . Fué colaborador de mis programas de radio. Ha sido Jefe de Prensa del Club Atlético de Madrid.

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

Gran periodista lucense.

 
UA-9316238-1